EL RIO QUEILES, PATRIMONIO AMBIENTAL

Imagen

El viejo río Queiles ha sido el eje vertebrador de la civilización en esta tierra desde hace 2.500 años. El Chalybs de Marcial, cuyas aguas forjaron el acero celtíbero, el de las deidades acuáticas Silbis y Naón, a cuyas orillas surgieron los orgullosos municipios de Tvriaso y Cascantum, frontera de los universos celta, vascón, íbero…, el wadi Qalas, Kalis o Kalas de los Banu Qasi, que señorearon las medinas de Tutila y Tyrissona, el Kelles que las huestes aragonesas, navarras y francas del Batallador arrancaron a los almorávides y cuyo alfoz dividió el rey aragonés entre sus tenentes, caprichos del destino que determinarían las posteriores fronteras de Navarra y Aragón y por las que estos reinos guerrearon durante siglos, el Queiles de los azudes, molinos y batanes, un paisaje que es la mejor herencia que podríamos recibir.

Pero el río Queiles, es más antiguo aún, una historia que comenzó hace millones de años, cuando la orogenia alpina separó un primitivo río de donde surgieron los cauces de la Huecha y el Queiles, una feraz vega, la de éste último, jalonada, cada vez menos, de alamedas y choperas , además de sauces, cornejos, saúcos, fresnos, abedules, hiedras y zarzamoras, donde, en otra época, abundaban truchas, barbos, carpas, madrillas, anguilas, entre los peces, y currucas carrasqueñas, cabecinegras y mirlonas, el mosquitero, rapaces como el águila culebrera, el gavilán, el cernícalo y el búho chico, la comadreja, el tejón o tajudo, la jineta, el zorro, el lirón careto, el ratón de campo y la musaraña común, la culebra bastarda, el lagarto ocelado o la culebra lisa, además de sapos, ranas, lagartijas o sargantesas, y, sobre todo, donde pasamos aquellos felices e interminables veranos de nuestra niñez.

Pues bien, este río ninguneado como nunca ha dejado de ser, paradójicamente un río, porque una obsoleta visión de la agricultura, los nocivos usos del agua modernos y una timorata vigilancia de las autoridades han hecho desaparecer el caudal, la rivera y el ecosistema, un acervo cultural y ambiental de millones de años en peligro que está apunto de desaparecer.

Para saber más…

¿Por qué el Queiles ya no es un río?

La Ruta de los Azudes en Novallas. Los árabes y la cultura del agua

La tribu del Agua y los celtas del Moncayo. El culto al agua en Tarazona a lo largo de la historia

El hecho urbano al norte del Moncayo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: